CLUB DE LECTURA

Old west kafka

El mundo, por donde se le mire y en cualquier época que escojamos, siempre ha sido kafkiano, en más de un sentido. No nos extrañe que K, con su fiel Colt Peacemaker en mano, haya vuelto al ruedo y se lance en busca del desaparecido Gregorio Samsa por el Salvaje Oeste. En su camino, se topará con Max Brod, la hermosa y enigmática Frieda, Titorelli y demás personajes conocidos. Pero dejemos que el lector se aventure por sí mismo en estas páginas y desentrañe la magnífica pieza novelística de una de las narradoras más talentosas de su generación: Cecilia Magaña.

Pedro Páramo

En 1947 Juan Rulfo dirige dos cartas a su novia, Clara Aparicio, donde le dice que está escribiendo algo que se llamaría "Una estrella junto a la luna". Es la primera noticia que tenemos de Pedro Páramo, novela que escribiría con su segunda beca del Centro Mexicano de Escritores (septiembre de 1953 a julio de 1954). Se refiere a sus avances en dos informes dirigidos a ese Centro, donde lee los fragmentos que va escribiendo.

Temporada de huracanes

Con un ritmo y un lenguaje magistrales, Fernanda Melchor, autora de Falsa liebre explora en esta obra las sinrazones que subyacen a los actos más desesperados de barbarie pasional.Una novela cruda y desgarradora en la que el lector quedará envuelto, atrapado por las palabras y la atmósfera de terrible, aunque gozosa, fatalidad. Un grupo de niños encuentra un cadáver flotando en las aguas turbias de un canal de riego cercano a la ranchería de La Matosa.

Las muertas

Acompañada de tres hombres, una mujer llega a un pueblo en busca del panadero para cobrar venganza. Cuando lo encuentra, lo balacea y le prende fuego al lugar. Las investigaciones del crimen revelarán los oscuros secretos de las conocidas hermanas Baladro, dueñas de cantinas y prostíbulos.

Estafas, trata de mujeres, entierros clandestinos y asesinatos conforman el siniestro reino que las dos mujeres, Serafina y Arcángela, han construido a su alrededor.

Olinka, Antonio Ortuño

Olinka aborda la crisis de un clan empresarial de Guadalajara, capital y paraíso del lavado de dinero. Allí, los Flores construyeron su urbanización inspirándose en una vieja idea del Dr. Atl, quien soñaba erigir una ciudad para científicos y artistas. Pero la realidad mexicana convierte las utopías en burlas sangrientas y la multiplicación de proyectos inmobiliarios es uno de los claros signos de la corrupción reinante.